PRODUCE sin medidas para evitar ingreso de nuevas embarcaciones al proceso de formalización de embarcaciones pesqueras artesanales

El sector pesquero artesanal del Perú está preocupado por el ingreso de más de 300 nuevas embarcaciones al proceso de formalización de las cooperativas pesqueras (regulado por el Decreto Supremo Nº 006-2016-PRODUCE), ya que esto podría poner en peligro la sostenibilidad pesquera. A pesar de que tres cooperativas pesqueras del norte de Perú inscribieron legítimamente 930 embarcaciones en este proceso de formalización en 2018, el Ministerio de la Producción (PRODUCE) ha dejado abierto un camino que permite la entrada de más embarcaciones al proceso, a pesar de que la construcción de nuevas embarcaciones artesanales está prohibida desde hace más de cinco años.


La Sociedad Nacional de Pesquería Artesanal (SONAPESCAL) expresó su preocupación por esta situación y envió una carta a PRODUCE en marzo. Sin embargo, la respuesta que recibieron fue insuficiente, ya que la Dirección General de Pesca Artesanal simplemente afirmó que las solicitudes de ingreso de nuevos socios a las cooperativas pesqueras se realizan dentro del marco legal, sin dar mayores explicaciones.

A fines de enero, el Ministro de la Producción, Raúl Pérez Reyes Espejo, anunció que en breve se publicaría una norma para cerrar el ingreso de nuevas embarcaciones y a la vez permitir que las embarcaciones que se encuentran en formalización, terminen finalmente el proceso obteniendo su permiso de pesca. No obstante, hasta el momento, el Diario Oficial El Peruano no registra publicación de la normativa anunciada por el ministro. Esto ha generado confusión y falta de predictibilidad hacia el sector pesquero artesanal, así como ha abonado a minar la confianza del sector artesanal hacia la gestión del ministro Pérez Reyes.

La presidenta de SONAPESCAL, Elsa Vega, señaló que los recursos pota y perico están plenamente explotados desde el año 2021 y que el ingreso de nuevas embarcaciones atenta contra su sostenibilidad. Por eso es importante que PRODUCE no desvirtúe el espíritu de la formalización pesquera dejando, en la práctica, un camino abierto para el ingreso de nuevas embarcaciones.

En resumen, la falta de medidas por parte de PRODUCE para evitar el ingreso de nuevas embarcaciones al proceso de formalización del Decreto Supremo Nº 006-2016-PRODUCE ha generado preocupación en el sector pesquero artesanal del Perú. Es importante que se tomen medidas para proteger los recursos hidrobiológicos de pota y perico y asegurar su sostenibilidad a largo plazo.

A pocos meses de su término, PRODUCE no concreta el proceso de formalización de las cooperativas pesqueras

Embarcaciones de pesca artesanal en el puerto.

El 31 de julio del presente año vence el proceso de formalización de poco más de 900 embarcaciones pesqueras de las Cooperativas Pesqueras «San José», «La Tortuga» y «La Islilla». Este inició en el año 2016 pero, tras más de 6 años de espera, los usuarios no solo no llegan a obtener sus permisos de pesca, sino que el Ministerio de la Producción (PRODUCE) no termina aún de definir la fórmula legal para obtenerlo. A pesar de que la normativa exige, desde el año 2020, iniciar un proceso de adecuación de los permisos de pesca, este no ha comenzado.

A fines de enero del presente año, el Ministro de la Producción, Raúl Pérez Reyes Espejo, anunció en una visita al norte del Perú que se publicaría una norma que, finalmente, iniciará el proceso de obtención de los permisos de pesca. Ello permitiría que los pescadores lograran finalmente obtener un permiso de pesca definitivo. 

No obstante, en una muestra de bajos niveles de coordinación a la interna de PRODUCE, las direcciones generales a cargo de dar cumplimiento a las directivas del ministro no han dado cumplimiento hasta la fecha a lo previamente anunciado por el señor Pérez Reyes. Esto no logra sino entorpecer el proceso y retroceder en los acuerdos planteados formalmente y que los pescadores artesanales no logren obtener sus permisos de pesca dentro del plazo límite legal.  

«Nos exigen muchas cosas adicionales que no se exigen en otros procesos de formalización. Mientras a otros les han dado más facilidades; nosotros nos sentimos rezagados porque, a pesar de estar en la misma situación, nos imponen trabas para avanzar”, señala José Mario Fiestas, gerente de la Cooperativa Pesquera San José Limitada. 

Además, mencionó que no están pidiendo ir por el camino fácil. Sólo están pidiendo que se les trate de manera justa y equitativa.  Solo esperan que el proceso sea claro y que el Ministro de la Producción no retroceda en acuerdos ya anunciados con anterioridad.

En resumidas cuentas, más de 900 armadores exigen al presente gobierno que cumpla con su compromiso de emitir la  norma que disponga el procedimiento de adecuación de los permisos de pesca en el proceso de formalización de cooperativas pesqueras y así se pueda concluir en el menor tiempo posible con el mismo. Esto resulta importante no solo para las miles de familias que dependen de la pesca artesanal, sino también para el desarrollo de la economía formal del país.

PRONUNCIAMIENTO SOBRE LA LEY N° 31622 ¡LA DEPREDACIÓN NO DEBE CONTINUAR!

El miércoles 16 de noviembre, el Congreso de la República promulgó en el Diario Oficial “El Peruano” la Ley N° 31622, ley que modifica los artículos 308-D y 309 del Código Penal, con la finalidad de fortalecer la persecución penal de los delitos contra los recursos naturales (Ley N° 31622). De manera particular, la referida ley dispone, entre otros puntos, que la extracción y procesamiento ilegal de especies acuáticas es un delito que puede ser investigado y juzgado bajo la Ley N° 30077, Ley contra el Crimen Organizado y la pena privativa de libertad y que en estos casos podría ser no menor de once, ni mayor de veinte años.

Como es de público conocimiento, la Ley N° 31622 ha generado un descontento en gran parte de los pescadores artesanales al punto que se promovió un paro el 22 de noviembre de 2022 en la ciudad de Piura. En consecuencia, se paralizó esta importante actividad económica y con ello, un déficit en ingresos para la región.

El problema social antes descrito, ha generado que el Congreso de la República evalúe la derogatoria de la Ley N° 31622 a fin de evitar mayores contingencias.

En SONAPESCAL somos respetuosos y trabajamos por una pesca sostenible que vaya de la mano con un adecuado marco legal. Por tanto, manifestamos nuestra opinión al respecto. La Ley N° 31622 no debería ser derogada dado que persigue un fin legítimo que busca combatir el crimen organizado contra las especies acuáticas, pero sí coincidimos en que la misma debería ser modificada y matizar su ámbito de aplicación en el extremo de que no debería aplicar a los armadores artesanales que se encuentran de manera legítima en los procesos de formalización de la Ley del Siforpa II y del Régimen de Cooperativas.

Además, para combatir las actuaciones ilegales en el sector pesquero artesanal es necesario que el Ministerio de la Producción cuente con fiscalizadores debidamente capacitados en el manejo del ordenamiento jurídico pesquero a fin de evitar manifiestas arbitrariedades contra el armador artesanal.

Finalmente, hacemos un llamado de atención para que el Poder Ejecutivo y el Congreso de la República genere espacios de participación ciudadana en todo tipo de normas jurídicas que tengan impacto en el sector pesquero artesanal a fin de volver a evitar estos problemas sociales que generan mucho daño al desarrollo del país.

Elsa Vega Pardo
Presidenta