A pocos meses de su término, PRODUCE no concreta el proceso de formalización de las cooperativas pesqueras

Embarcaciones de pesca artesanal en el puerto.

El 31 de julio del presente año vence el proceso de formalización de poco más de 900 embarcaciones pesqueras de las Cooperativas Pesqueras «San José», «La Tortuga» y «La Islilla». Este inició en el año 2016 pero, tras más de 6 años de espera, los usuarios no solo no llegan a obtener sus permisos de pesca, sino que el Ministerio de la Producción (PRODUCE) no termina aún de definir la fórmula legal para obtenerlo. A pesar de que la normativa exige, desde el año 2020, iniciar un proceso de adecuación de los permisos de pesca, este no ha comenzado.

A fines de enero del presente año, el Ministro de la Producción, Raúl Pérez Reyes Espejo, anunció en una visita al norte del Perú que se publicaría una norma que, finalmente, iniciará el proceso de obtención de los permisos de pesca. Ello permitiría que los pescadores lograran finalmente obtener un permiso de pesca definitivo. 

No obstante, en una muestra de bajos niveles de coordinación a la interna de PRODUCE, las direcciones generales a cargo de dar cumplimiento a las directivas del ministro no han dado cumplimiento hasta la fecha a lo previamente anunciado por el señor Pérez Reyes. Esto no logra sino entorpecer el proceso y retroceder en los acuerdos planteados formalmente y que los pescadores artesanales no logren obtener sus permisos de pesca dentro del plazo límite legal.  

«Nos exigen muchas cosas adicionales que no se exigen en otros procesos de formalización. Mientras a otros les han dado más facilidades; nosotros nos sentimos rezagados porque, a pesar de estar en la misma situación, nos imponen trabas para avanzar”, señala José Mario Fiestas, gerente de la Cooperativa Pesquera San José Limitada. 

Además, mencionó que no están pidiendo ir por el camino fácil. Sólo están pidiendo que se les trate de manera justa y equitativa.  Solo esperan que el proceso sea claro y que el Ministro de la Producción no retroceda en acuerdos ya anunciados con anterioridad.

En resumidas cuentas, más de 900 armadores exigen al presente gobierno que cumpla con su compromiso de emitir la  norma que disponga el procedimiento de adecuación de los permisos de pesca en el proceso de formalización de cooperativas pesqueras y así se pueda concluir en el menor tiempo posible con el mismo. Esto resulta importante no solo para las miles de familias que dependen de la pesca artesanal, sino también para el desarrollo de la economía formal del país.